Todo lo que debes saber sobre los créditos hipotecarios antes de solicitar uno.

Antes de pedir un préstamo para comprar tu casa es importante que sepas qué son los créditos hipotecarios, cómo y cuándo usarlos y cuáles son sus ventajas, así como sus desventajas. De esta forma podrás sacarles el mejor provecho sin tener problemas en el futuro.

Los créditos hipotecarios son un préstamo a mediano o largo plazo que te hace una institución financiera, como un banco, para comprar, construir o remodelar una vivienda. Este tipo de créditos están respaldados por una garantía hipotecaria, es decir, lo que queda como prenda es tu casa.

El crédito hipotecario sólo se puede solicitar con el fin de usarlo para un inmueble, por lo que no es un crédito apto si lo que quieres es adquirir algo más, como un carro, por ejemplo.

Una de las consideraciones que debes tener en cuenta al solicitar un crédito hipotecario es que éste no puede ser mayor al importe del inmueble que vas a adquirir. Por ejemplo, si la casa que deseas comprar cuesta $2,000,000, el crédito no puede exceder ese monto. Además, la cantidad que puedan prestarte también dependerá de tus ingresos. Otros aspectos a tomar en cuenta al elegir un crédito hipotecario son: el enganche, el plazo, los costos asociados y la tasa de interés.

La principal ventaja de adquirir un crédito hipotecario es el de poder comprar una propiedad sin desembolsar de una vez el monto completo. Pero también hay otras muchas ventajas, como:

  • Dejar de pagar una renta e invertir esos pagos en un patrimonio.
  • Mudarte de inmediato al inmueble que acabas de adquirir.
  • Facilidades de pago, para que cubras el costo en plazos mensuales que se ajustan a tus ingresos.
  • Tu crédito hipotecario es deducible de impuestos.
  • Tasas de interés mucho más bajas que otro tipo de créditos.

Aunque son una gran herramienta para adquirir un patrimonio, no debes perder de vista que son una obligación que se contrae, por lo que es importante que también conozcas algunas desventajas de los créditos hipotecarios:

  • Los atrasos en tus pagos suelen generar intereses muy altos y si tu deuda llega a ser excesiva, el banco podría quedarse con tu vivienda.
  • Es una deuda a largo plazo, incluso 20 o 30 años.
  • Si eliges pagar tu crédito hipotecario en mensualidades demasiado pequeñas, terminarás pagando mucho más del valor del inmueble.
  • Debes contratar, junto con el crédito, seguros para proteger tu patrimonio, lo que representa un gasto adicional.

En conclusión, un crédito hipotecario puede ser la mejor forma para que adquieras una casa sin descapitalizarte, pero debes prestar atención a las letras pequeñas y asegurarte de que el crédito que contratarás realmente se ajusta a tus necesidades y capacidades financieras.

Autor entrada: comocomprar

Somos un grupo de expertos en el sector de bienes raíces, realizando estudios para ofrecer los mejores consejos al momento de tomar una gran decisión como es la de invertir en tu patrimonio, invertir en un hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *